Víctimas invisibles durante el confinamiento


Es una realidad que la trata de personas es una problemática existente antes de la crisis sanitaria por Covid-19. Sin embargo, dentro de la pandemia han incrementado factores que han intensificado la vulnerabilidad de ciertos grupos como migrantes, mujeres, hombres, niñas, niños, trabajadoras domésticas y población LGBTTIQA+ así mismo, es importante destacar que la crisis agrava la situación de las personas que ya son víctimas de esta problemática.


¿Qué es la trata de personas? se encuentra definida dentro del Protocolo de Palermo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas como: la captación, el transporte, el traslado, la acogida o recepción de personas recurriendo a cualquier forma de coacción con fines de explotación.


Es considerada como la esclavitud del siglo XXI, ya que ha ido evolucionando con el tiempo debido al proceso de globalización en el que vivimos, la trata de personas es un delito que perjudica gravemente los derechos humanos.


Los tratantes aprovechan el actual contexto, es decir, los escenarios que se presentan ante la ciudadanía en donde las necesidades básicas propias y de las familias son afectadas y limitadas sobre todo a corto plazo como, el aumento de desempleo, la falta de servicios de salud, educación eficiente, el aumento de la violencia de género y el aumento de las migraciones a nivel nacional.


La Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por sus siglas en inglés) ha registrado que durante el 2020 y el confinamiento la mayor parte de las víctimas son mujeres (49%), seguidas de niñas (23%) Así mismo la CNDH registró que un 85% de víctimas en total de este delito es en contra de mujeres.


El incremento de la captación en línea a nivel nacional es alarmante, y se ha extendido debido al confinamiento, los más afectados resultan ser niños y niñas menores de edad debido al tiempo que se encuentran en sus casas, teniendo acceso a internet y sobre todo por medio de las redes sociales, como consecuencia han aumentado así las cifras por explotación sexual.


La trata constituye una de las formas más extremas de violencia contra las mujeres y por ende una grave violación a derechos humanos, a la integridad física, sexual, psicológica, a la libertad, seguridad, a la igualdad, a los derechos económicos, sociales y culturales.


En el contexto de la pandemia y la necesidad de resolver otro tipo de problemáticas dentro de lo nacional, se reitera la necesidad de fortalecer el seguimiento claro y específico de los casos de trata de personas, atender las vulnerabilidades que se presentan en mujeres con el fin de incluir enfoques diferenciados que generen mejores políticas integrales, así como mecanismos de reparación para las víctimas. La trata de personas es un tema pendiente en nuestro país, es importante la prevención y atención, no a las víctimas invisibles.


ACNUR. (2017). Trata de personas: la esclavitud del siglo XXI. Disponible en: https://eacnur.org/es/actualidad/noticias/eventos/trata-de-personas-la-esclavitud-del-siglo-xxi

UNODC. (2020). Experiencias y refuerzo de alianzas. Disponible en: https://www.unodc.org/mexicoandcentralamerica/es/webstories/2020/07_30_Experiencias_Alianzas_Dia_Trata.html

CNDH. (2019-2020). Informes especiales y Estudios, contra la Trata de Personas. Disponible en: https://www.cndh.org.mx/informes-especiales-Estudio-contra-trata-de-personas

ONU. (2014). Los derechos humanos y la trata de personas. Disponible en: https://www.ohchr.org/documents/publications/fs36_sp.pdf


Sobre la autora:

Kelly Fernanda Méndez

Estudiante de Relaciones Internacionales en la Universidad Iberoamericana.

Twitter: @kellmeen

Esta columna forma parte de la sección Editorial de LaTraductoraMx, un espacio de opinión para mujeres especialistas que deciden alzar la voz.