¿Quién cuida a las que cuidan?

Por Andrea Jocelyn Mora Mendez


Una de las miles de realidades que develó la pandemia fue el aumento de las tareas de cuidado en los hogares. Las mujeres históricamente han sido consideradas las “cuidadoras” por excelencia, son ellas las que se encargan en mayor medida de cuidar a las y los niños y también a las personas adultas mayores.


Con la pandemia, sus labores de cuidado y de trabajo dentro del hogar aumentaron dramáticamente, además de que muchas mujeres perdieron sus trabajos y muchas más entraron a situaciones de pobreza. Organismos como la CEPAL indican que hay un retroceso de 10 años en la participación de las mujeres en el mercado laboral.


Ya sea por las crisis económicas a los que se enfrentaron los países o sea porque estas mujeres dejaron sus trabajos para hacerla de cuidadoras, el hecho es que muchas regresaron a sus hogares para hacerse cargo del cuidado de los y las habitantes de la casa. Los cuidados médicos no son las únicas tareas a las que se están enfrentado, el cuidado y la contención emocional ha sido uno de los trabajos que más ha ocupado a estas mujeres. Hoy muchas de las mujeres son el sostén emocional de sus familias.


La pregunta que salta es ¿Quién cuida a estas mujeres? ¿ Como cuidarse a ellas mismas cuando sobre sus hombros llevan el cuidado de sus hijxs, de sus parejas, de sus padres, de sus hermanxs? Además, la cuestión siguiente sería cómo compensar a estas mujeres si todo el trabajo de cuidados que hacen en sus hogares no es remunerado.


Esta situación refuerza la vulnerabilidad emocional y económica de las mujeres e incrementa la falta de autonomía económica.


Sobre la autora:

Andrea Jocelyn Mora Mendez

Licenciada en Estudios Latinoamericanos. Escritora e investigadora.

Twitter: @cieeloymar


Esta columna forma parte de una colaboración entre LaTraductoraMx y Desde Mujeres, una plataforma intergeneracional que busca la visibilización, reconocimiento y capacitación a científicas y profesionales sociales.