Pactan acabar con el trabajo infantil

Esta semana se hizo historia: los 187 países que integran la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ratificaron la Convención No. 182 sobre las peores formas de trabajo infantil.

Esta es la PRIMERA VEZ en la historia que una Convención laboral ha sido ratificada a nivel mundial.

Este tema se volverá más relevante que nunca ante los riesgos de que, debido a las consecuencias de la contingencia por COVID-19, se fuerce a la niñez a trabajar e incremente la deserción escolar. La Convención fue adoptada hace 2 décadas, sin embargo, esta semana el país 187 la ratificó (Tonga).


La Convención llama a la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil:

-Todas las formas de esclavitud, como la venta y la trata de niños, el trabajo forzoso u obligatorio, incluido el reclutamiento forzoso u obligatorio de la niñez en conflictos armados.

-La utilización, el reclutamiento o la oferta de niñas y niños para la prostitución, la producción de pornografía o actuaciones pornográfica.

-La utilización, el reclutamiento o la oferta de niñas y niños para la realización de actividades ilícitas.

-El trabajo que, por su naturaleza o por las condiciones en que se lleva a cabo, es probable que dañe la salud, la seguridad o la moralidad de la niñez.

"Hoy es un día para celebrar. La ratificación universal del Convenio núm. 182 de la OIT es una señal importante de un compromiso mundial para poner fin al trabajo infantil peligroso. Pero los gobiernos deben tomar medidas concretas para proteger a todos lxs niñxs de ese trabajo. Y dados los nuevos desafíos que plantea la pandemia, es más importante que nunca."

-Margaret Wurth, División de Derechos de la Niñez, Human Rights Watch.