Militarización de la frontera sur


Día con día el número de solicitudes que se presentan en las diferentes oficinas de la Comisión Mexicana de Ayuda a los Refugiados, COMAR, va en aumento. De enero a junio 2021, los datos oficiales muestran 32, 272 solicitudes pertenecientes a 51, 654 personas. Esto no es novedad, en los últimos años se ha incrementado el flujo de personas que llega a solicitar el refugio en México. A pesar de ello, es importante resaltar que próximamente alcanzaremos el número total de solicitudes y personas registradas en todo 2019: 41, 130 solicitudes y 70, 426 personas, por lo que el aumento resulta exorbitante.


La respuesta del Estado, en gran medida, ha consistido en endurecer la vigilancia de la frontera sur e intentar contener la llegada; sin embargo, no ha resultado efectivo, Paris Pombo comenta que la fuerte infraestructura de control de movilidad en las fronteras ha cambiado las rutas migratorias, propiciando la contratación más frecuente de intermediarios; sin embargo, llama la atención que los flujos migratorios han tendido a aumentar (2018). Lo anterior demuestra que, a pesar de la militarización y los obstáculos que puedan presentarse, las motivaciones de las personas parecen persistir y no son motivo para abandonar su camino. Aunado a lo anterior, aunque hubo una baja en la presentación de solicitudes durante el 2020, la situación durante este año se vuelve cada vez más crítica, miles huyen de sus países, cruzan las fronteras en busca de mejores condiciones, seguridad y protección internacional a pesar de las limitantes que se han presentado debido a la pandemia por COVID-19.


A lo largo del camino y durante la llegada a México, muchas personas se encuentran heridas y otras, lamentablemente, han perdido la vida. De acuerdo a un informe de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México (2021): “la pérdida de vidas y la ocurrencia de lesiones en las fronteras internacionales ha sido una consecuencia trágica de que los Estados dependen cada vez más de la militarización y la disuasión para intentar controlar la migración”. Por lo tanto, en lugar de controlar la migración, el resultado es que las personas se encuentran cada vez más en situaciones de mayor vulnerabilidad, que ponen presión a las instituciones y organizaciones trabajando para atender la crisis migratoria.


Por su parte, la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos documentó durante 2019 el despliegue de las fuerzas militares en la frontera, dentro de sus hallazgos se encuentra que el despliegue de la GN orilló a personas migrantes a viajar por zonas más remotas, en donde corrían mayores riesgos de sufrir ataques criminales (WOLA, 2021).


Aunado a lo anterior, WOLA (2021) también comenta que el uso de la fuerza militarizada como herramienta para contener la migración, pone en riesgo a la población y no contribuye a resolver la situación de migración forzada en la región.


Desmilitarizar la política migratoria y el reorientar las estrategias en la frontera sur parece ser el camino más adecuado para los patrones migratorios actuales. Un punto de vital importancia es la escasa presencia con la que cuenta COMAR en la frontera sur, limitando las posibilidades de quien busque solicitar el asilo u otras formas de protección complementaria y generando una gran presión a las oficinas que atienden en el sur. Por otro lado, este estado de clandestinidad al que se ven orilladas muchas personas para evadir a las fuerzas militares hace que el camino se vuelva cada vez más riesgoso y se limite en gran medida la obtención de servicios básicos y la integración con las comunidades locales.


Fuentes:

Comisión Mexicana de Ayuda a los Refugiados, Cifras junio 2021. (2021). Recuperado de

https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/649983/Cierre_Junio-2021__1-Julio-2021_.pdf


Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Debe cesar

la letal práctica de las “devoluciones en caliente” de personas migrantes – Relator

Especial de la ONU. (2021). Recuperado de https://hchr.org.mx/comunicados/debe-cesar-la-letal-practica-de-las-devoluciones-en-caliente-de-personas-migrantes-relator-especial-de-la-onu/


Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos, Despliegue militarizado en frontera

sur de México pone en peligro a personas solicitantes de asilo y migrantes. (2021).

Recuperado de https://www.wola.org/es/2021/03/despliegue-militarizado-frontera-sur-migrantes/


Paris Pombo, M. (2018). Movilidad y bloqueo de migrantes centroamericanos en México.

Rutas y pausas de los recorridos migratorios África-América. Recuperado de

https://www.academia.edu/39035751/Movilidad_y_bloqueo_de_migrantes_centroamericanos_en_México




Sobre la autora:

Marilu Balandra

Internacionalista, trabajando en ayuda humanitaria

Instagram: @balandravera

*Las opiniones expresadas en esta página son personales y no representan las de @rescueorg.




Esta columna forma parte de la sección Editorial de LaTraductoraMx, un espacio de opinión para mujeres especialistas que deciden alzar la voz.