Lo que vimos en Mad Men sigue siendo una realidad en la industria publicitaria

(Sobre todo en México)


Odiamos Mad Men por el machismo de Don Draper, pero también amamos Mad Men por la fidelidad que logró al retratar muchas de las dinámicas sociales de los Estados Unidos en la década de los sesenta, particularmente aquellas, que vivían las mujeres dentro de la industria publicitaria, en dónde solo los hombres podían ser “los genios creativos” y las mujeres quedaban relegadas a ser o secretarias, o clientas, o madres u objetos de consumo. De ahí que el personaje de Peggy Olson sea uno de los favoritos, al convertirse en la única creativa de la agencia después romper todos esos techos de cristal que tuvo que atravesar en su camino.


Lo cierto es que la realidad de la serie no ha cambiado mucho a lo que sucede en nuestros días y aunque pareciera que la industria publicitaria podría ser una industria mucho más abierta a la inclusión, la realidad es que al menos en México aún tiene retos importantes para que mujeres y hombres tengan las mismas oportunidades en ella.


Según un estudio realizado por el Círculo Creativo de México[1] para medir la brecha de desigualdad en agencias del país, se identificó que, aunque cada vez hay mas mujeres (49%) en la industria publicitaria, sigue habiendo más hombres en ella (51%), esto se ve reflejado en que aún haya más hombres creativos (58%) que mujeres creativas (42%) y que por ende, en las posiciones directivas también haya más hombres (55%) que mujeres (45%).


Al analizar algunas otras respuestas es fácil identificar porque sigue siendo así, por ejemplo, al preguntarles a hombres y mujeres que trabajan en agencias de publicidad sobre la percepción de capacidades que tienen para ocupar posiciones directivas, mientras el 59% de los hombres se asume muy capaz, el 39% de las mujeres opina lo mismo. De igual forma son las mujeres quiénes evidencian mayor incomodidad para pedir aumentos (16%) en comparación con los hombres (10%).


Esto se ve reflejado también en los rangos salariales, particularmente en posiciones directivas, pues hay un porcentaje mayor de hombres que gana hasta $30,000 pesos más de diferencia que algunas mujeres en la misma posición. Una posibilidad del porque ocurre esta brecha es que, al parecer, ocupar posiciones directivas en agencias de publicidad sigue siendo un triple esfuerzo para las mujeres, particularmente para aquellas que se convierten en madres, puesto que alternar la vida laboral con la vida de cuidados es casi imposible, así lo muestran los datos, pues al preguntarles a hombres y mujeres sí consideran que su dinámica laboral les permite o permitiría ejercer adecuadamente su paternidad y maternidad, el 45% de las mujeres en posiciones altas dijeron que no, mientras que el 70% de los hombres del mismo nivel dijeron que sí.


Pero también los datos evidenciaron -tal como el movimiento #metoo lo mostró en 2019- que las agencias siguen siendo lugares de acoso y hostigamiento para las mujeres. El estudio arrojó que la situación más recurrente que les ha tocado vivir a las mujeres en general son las miradas morbosas o gestos sugestivos acerca de su apariencia, en este punto sobresale que estos comportamientos incrementan a mayor posición en jerarquía, pues son las mujeres en puestos directivos quiénes suelen ser más acosadas. De igual forma, las mujeres dijeron sentirse discriminadas por motivos de género y edad, mientras que el 70% de los hombres respondió nunca haberse sentido discriminado.


Al final de la serie, vemos que después de casi dos décadas, algunos de los personajes femeninos logran una suerte de “emancipación” y logran llegar a posiciones con más libertad y oportunidades ¿será que en México también tendremos que esperar dos décadas más para que las mujeres de la industria tengan las mismas oportunidades?

[1] Los resultados del estudio se pueden consultar en: https://circulocreativo.mx/noticias/30


Sobre la autora:

Brisa R. Chan

Maestra en política pública y derechos humanos. Es consultora y tiene 10 años de experiencia dirigiendo proyectos relacionados con educación, género y violencia.

Twitter: @brisaruch

Esta columna forma parte de la sección Editorial de LaTraductoraMx, un espacio de opinión para mujeres especialistas que deciden alzar la voz.