Lo que nos deja Marzo


Se acabó Marzo. En nuestras conversaciones cotidianas ¿de qué hablamos? y desde los feminismos ¿con quién compartimos? Entonces, mejor hablar de ciertas cosas, por ejemplo, las universitarias que llenaron en expresión plural las calles de Monterrey durante la marcha del 8M y que un día después recibieron amenazas en preparatorias y universidades en Nuevo León. ¿Cuáles son las dimensiones en juego en la lucha contra las violencias machistas?


Si bien, no fuimos socializadas para repeler ese tipo de violencias a viva voz, sino animadas al disimulo y el ocultamiento, la decisión de romper las barreras de silencios impuestos, activa un resorte en el otro que lo hace responder violentamente al límite. Siendo así, aparecen los protocolos como respuestas urgentes a las violencias expresas en las universidades y tal como lo dice Amoros, es necesario pasar de la anécdota a la categoría política y visibilizar nuestros gritos y luchas ahora como abandonados, rotos, estallados, incluso algunos exigidos desde la colectividad y no decididos desde la individualidad.


Estamos lidiando con una cultura parcial que desiste de las intervenciones polémicas para seguir conversando. En la que todo se reduce a performances, capacitación, aplicación de normativa y protocolos. Pero, en las que seguimos sin superar las instancias procesales y ritualizadas sin perspectiva de género con la que se conducen los casos dentro de las mismas universidades y prepas, y se trata por lo tanto de volver audibles esos relatos. Para eso, para avanzar en esa búsqueda, es necesario volver reflexivamente sobre la centralidad de esas denuncias en la praxis política de los feminismos y los límites que tienen estos mecanismos que lo dejan todo en la clave de la denuncia e institucionalización de corte punitivo.


Entonces, ¿qué nos dejó Marzo? Mantengamos este espacio abierto y permanente para seguir construyendo nuevas formas de enunciación, imaginando políticamente formas capaces de generar audiencias y otras escuchas, pues al final de todo ¿Qué justicia estamos construyendo las feministas en nombre de la defensa de las mujeres?



Sobre la autora:

Clarissa Guevara

Abogada. Feminista antipunitivista.

Twitter: @clarissaguevar




Esta columna forma parte de la sección Editorial de LaTraductoraMx, un espacio de opinión para mujeres especialistas que deciden alzar la voz.