Investigan a159 policías por delitos sexuales en CDMX

La tarea de los cuerpos policiacos es la garantía y protección de la seguridad, por lo que el hecho de que la policía acose es doblemente nocivo, pues significa aprovecharse de su posición de poder y sacar ventaja de la vulnerabilidad de quienes acuden en búsqueda de auxilio.


El caso más reciente:

Jacqueline Ramírez tenía 17 años. Fue encontrada en un balneario en Guerrero.

Jacqueline fue torturada y asesinada.

En días pasados, ella había denunciado vía redes sociales ser víctima de agresiones y acoso por parte de la policía municipal.


Las escalofriantes cifras:


De acuerdo al Informe "Carpetas de investigación de elementos policiales por delitos sexuales" de la Fiscalía General de la Ciudad de México, de diciembre de 2018 a diciembre de 2019, tan sólo en la capital del país se abrieron 159 carpetas de investigación contra policías, militares, integrantes de empresas de seguridad privada, policías de investigación y del sistema penitenciario por:

  • Acoso sexual (40)

  • Violación (23)

  • Corrupción de personas menores de edad (2)

  • Violencia familiar (1)

  • Discriminación (1)

  • Estupro (1)


Por ello, "me cuidan mis amigas, no la policía" es una consigna que se escucha cada vez más en las protestas feministas.

La consigna también es un reclamo y una exigencia al cambio:


  1. A la atención adecuada de las víctimas, esto implica NO REVICTIMIZARLAS al momento de interrogarlas.

  2. Al seguimiento adecuado de los casos.

  3. A la protección y canalización oportuna de las víctimas.

  4. A reformar los cuerpos policiacos y transformarlos en personas capacitadas en perspectiva de género y derechos humanos.

  5. A la destitución de toda persona que haya cometido actos de acoso o agresión sexual.


Foto propia: Anti-monumento situado en el centro de la Ciudad de México