Garantizan candidaturas LGBT en NL


Este domingo la Comisión Estatal Electoral Nuevo León, en sesión extraordinaria, aprobó acciones afirmativas para la inclusión de personas LGBTTTIQ+ en las candidaturas locales. Lo anterior, se dio tras la decisión del Tribunal Electoral del Estado (JDC-033/2021 y acumulados) que determinó que las medidas anteriormente aprobadas por el organismo público local electoral (para garantizar la participación política de personas indígenas, personas con discapacidad y juventudes) deberían extenderse también a personas de la diversidad sexual.


¿Esto qué significa? Se traduce en que tendremos las elecciones locales con reglas más justas para todas las personas en la historia de Nuevo León, asentando una base sobre la cual habrá que seguir construyendo, solidificando el camino para todo grupo que ha sido históricamente discriminado. Estas acciones consolidan que los partidos políticos, también llamados gatekeepers[1], no podrán más cerrar la puerta a ninguna persona por algun motivo de discriminación, inluyendo sus preferencias sexuales o su identidad de género ya que las nuevas reglas en lo local aseguran su postulación para el Congreso local y Ayuntamientos[2].


Importante destacar la protección al derecho de las personas a auto-adscribirse, es decir, identificarse como alguna persona de la diversidad sexual sin que nadie les invisibilice o niegue su propia identidad.


Sin duda resta mucho por hacer. Al igual que en el caso de la inclusión de mujeres en candidaturas, habrá que trabajar en un futuro en reglas más sólidas que garanticen que las personas de la comunidad LGBTTIQ+ no sean relegadas a candidaturas sin posibilidad de triunfo. Queda pendiente también poder pasar de las acciones afirmativas (temporales, que buscan derribar los obstáculos que impiden a cierto grupo alcanzar, en este caso, posiciones de poder) a acciones transformativas (que vayan más allá de las soluciones a corto plazo y busquen la raiz de las desigualdades, que ataquen las causas) rumbo a procesos electorales más justos, dignos y con igualdad de oportunidades para todas las personas que se traduzcan, por su puesto, en instituciones sólidas, integradas de manera que reflejen la diversidad de la ciudadanía a la que rinden cuentas.

[1] “Los partidos funcionan como una “puerta de entrada” para llegar a los puestos de poder y dentro de ellos hay porteros que regulan el tránsito (gatekeepers)” Muñoz-Pogossian (2016: 204). [2] Los partidos deberán postular al menos una formula (propietaria-suplente) de mayoría relativa para el Congreso local y en sindicaturas/regidurías de cada bloque poblacional (5 en el primer bloque, 1 en el segundo bloque y alguna en el tercer bloque) garantizando así que sus candidaturas no sean relegadas a municipios con poca población, con poco presupuesto, etc