¿Es normal la violencia?

En México, las cifras de violencia y el bombardeo en cada medio de comunicación dejan claro que nos encontramos ante una sobreexposición de la violencia, en donde hay indiferencia y normalización. Un ejemplo de lo anterior sucedió hace unos días en Chiapas, cuando en redes sociales circulaba un video en donde se observa cómo un joven agrede físicamente a una persona adulta mayor.


Este video se volvió viral y generó reacciones divididas, por un lado algunas personas, con indignación y molestia, llamaban a agredir físicamente a esta persona para “hacer justicia”, mientras que otras tomaron la situación como un comportamiento “normal” en las juventudes, argumentando que era un simple error. Al final, ambas reacciones demostraron un grave problema en nuestra sociedad, la normalización de la violencia.


Este episodio nos muestra la normalización de la violencia en primera, porque consideramos aceptable el ejercer más violencia como una manera de hacer justicia, evidenciando que ante la frustración y molestia, nuestra primera reacción es ser personas violentas. En segunda, porque presentamos indiferencia a comportamientos agresivos en las juventudes.


De acuerdo a datos del Observatorio Nacional Ciudadano, en un día promedio en México durante 2020, hubo 1 víctima de feminicidio cada 9 horas, 1 víctima de extorsión cada hora, 1 de homicidio doloso cada 25 minutos y 1 de homicidio culposo cada 30. Estos datos no son normales, y por supuesto que son consecuencias de un profundo problema estructural; sin embargo, resulta importante que también reflexionemos y nos cuestionemos sobre cómo normalizamos y reproducimos la violencia, ¿cuáles son las conductas violentas que yo acepto? ¿por qué?.


Sobre la autora:

Marilu Balandra

Internacionalista, trabajando en ayuda humanitaria

Instagram: @balandravera

Esta columna forma parte de la sección Editorial de LaTraductoraMx, un espacio de opinión para mujeres especialistas que deciden alzar la voz.