El liderazgo cuestionado de las mujeres en México


¿Por qué el liderazgo de las mujeres se enjuicia mientras que el de los hombres se motiva?

Hace un par de meses, mi madre encabezó una planilla sindical con el fin de promover la cultura y el deporte dentro de su entorno educativo en una comunidad del estado de Chiapas. Era de esperarse, como en cualquier juego de la política, que la contraparte lanzara críticas con el fin de desacreditar a los oponentes. Lo interesante del caso es que estos ataques mostraron un problema mayor: siempre suele ser más fácil atacar a las mujeres que a los hombres en temas de liderazgo.


La planilla opositora comenzó a explotar asuntos personales y mi madre fue una de las víctimas. La atacaron, en esencia, por ser mujer. Utilizaron para ello desde su situación sentimental hasta cuántos hijos tenía de diferentes matrimonios. A causa de esto, su planilla perdió y me inclino a creer que las razones recaen en este tipo de difamaciones.


Este ejemplo en el ámbito local se replica en todo México y en todos los ámbitos. Actualmente se han señalado alrededor de 76 líderes políticos por violencia de género, acoso, abuso sexual y hasta pornografía[1], y a pesar de todas esas acusaciones, no es suficiente para que se vean afectados en el contexto político.


La participación de las mujeres en asuntos de liderazgo siempre es cuestionada por el simple hecho de ser mujeres. Si bien, el ser mujer no exime la crítica, ésta no debe recaer en violencia política de género. Preguntarse cómo llegó a ese puesto, dudar de su capacidad para desarrollar las labores, considerar su aspecto físico, o bien, solo usar su imagen para atraer votaciones, son algunos de los ejemplos. Por otro lado, a los hombres, a pesar del escándalo, se les sigue motivando a ser líderes y aunque de igual manera se les suele desacreditar de muchas formas, nunca es por su razón de género.

[1] Más información en: https://www.elheraldodechiapas.com.mx/mexico/politica/senalan-a-76-candidatos-por-violentar-a-mujeres-violencia-genero-politica-denuncias-6631886.html



Sobre la autora:

Camila Ríos Nuricumbo

Actualmente estudiante de la Maestrí­a en Políticas Globales y Relaciones Internacionales en la Universidad de Macerata, Italia. Graduada con honores en la Licenciatura de Relaciones Internacionales en la Universidad La Salle, Ciudad de México. Chiapaneca de nacimiento. Identificada como una persona asertiva, feliz, curiosa y comprometida en aportar a reducir la violencia de género, discriminación, machismo y falta de compromiso con los Derechos Humanos.




Esta columna forma parte de la sección Editorial de LaTraductoraMx, un espacio de opinión para mujeres especialistas que deciden alzar la voz.