"Cuenta hasta 10" normaliza violencia

Esta semana, la Secretaría de Gobernación presentó la campaña "Cuenta hasta 10" a través de video y carteles para prevenir la violencia dentro de los hogares.

Con frases como "Antes que la violencia se apoderes de ti. Antes de que te enojes con tu pareja. Antes de que te desesperes, cuenta hasta 10 y saca la bandera blanca de la paz", las autoridades buscan brindar "herramientas para impedir que ocurra violencia contra las mujeres".


Las críticas:

Organizaciones como el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio han expresado: "esta campaña fomenta el clima de impunidad que prevalece en el país al normalizar las violencias contra las mujeres y niñas, pues no pone en claro que son delitos y como tal deben ser denunciados, investigados y sancionados. Invalida también la gravedad de los daños provocados por estas violencias en las víctimas al pedirles paciencia frente a un problema que lacera gravemente su dignidad como seres humanos, su integridad física, emocional, y en numerosos casos acaba con su vida".

La campaña no cuenta con perspectiva de género pues:

  1. Responsabiliza a las mujeres de la violencia de la cuál son víctimas.

  2. Invisibiliza el problema real de violencia de género que existe en el país, dejando su atención al espacio privado.

  3. Normaliza la violencia de género, reduciendo la estrategia para su combate a sacar la bandera de la paz, después de contar hasta 10.

La violencia de género en el país es real y requiere de estrategias concretas para proteger la vida de las mujeres.


Necesitamos la garantía del presupuesto de las instituciones y refugios que atienden a víctimas de violencias de género.

Necesitamos políticas públicas que atiendan de una manera efectiva a la crisis de feminicidios que existe en el país.

Necesitamos que las acciones gubernamentales encaminadas a la garantía y protección de los derechos humanos de las mujeres sean actividades permanentes y esenciales.

Necesitamos campañas que sensibilicen a la población, que comprendan las causas de la violencia machista y que busquen soluciones reales.

Necesitamos educación en materia de género y nuevas masculinidades.


Fotografía: Secretaría de Gobernación